Mis artículos

Antes que caigan en el olvido mis escritos

La brujería en El Salvador.

La brujería en El Salvador.

Creo que nuestra religión dominante ha sido siempre la religión Católica pero aderezada con las creencias de brujas y brujos a quienes se les dan poderes de curación y poderes sobrenaturales. ¿Qué pueblito en nuestro país no ha tenido en alguna época de su historia algún “centro”? Y los famosos “centros” los hay blancos y negros, según el tipo de trabajo que allí efectúan.

¿Cómo podemos identificar si un “centro” es blanco o es negro? Generalmente es muy fácil, los famosos “centros” blancos no hacen “trabajitos” difíciles, es más bien son “centros de curación” en donde la “hermana o el hermano” son como los “conectes con los santos y nos ayudan a eliminar algún “mal” hecho en algún “centro negro”. Estos lugares están llenos de imágenes de santos conocidos pero no pueden faltar los arcángeles pues son ellos que libran batalla contra el mal. Las veladoras blancas y el color blanco dominante. En cada esquina cuelgan sendos ramos de hierbas secas y crucifijos a cual más sufrimiento muestra del que muriera en la cruz.

Dentro del menú que estos “centros” blancos nos ofrecen están la elaboración de los “contras” famosos amuletos que nos permiten protegernos contra todo mal que alguien nos mande hacer. Los hay para todo tipo de situaciones pero los hombres buscan aquellos que los protejan de algún maleficio que alguna “vieja” les mandara hacer con tal de tenerlos atados. Allí abundan las botellas que antes eran de tick tack y hoy están repletas de algunos liquido oscuros y nauseabundos que según la “hermana” o el “hermano” nos van a curar de cualquier tipo de enfermedad que suframos. Las señoras juran en los poderes de esas botellas pues según cuentan la Niña Nicanor se curó con esas aguas de una su alergia que tenía desde hacía años y eso no es nada la Niña Tey le habían dicho que tenía cáncer y gracias al “hermano” y sus botellas allí ´ta todavía vendiendo carne en el mercado del pueblo.

Lo más interesante de los “centros blancos” eran las sesiones de espiritismo. Son los momentos más solemnes que solemos observar en los “centros”. No cualquiera puede conectarse vía “wireless” con los espíritus, como todas las maishtras reunidas allí dicen que ¡Hay que tener el don de la mediunidad! Para hacer eso. Según me dijo una “hermana” de ciudad Delgado, al parecer yo tengo ese don, que hasta ahora no he logrado desarrollar ni descubrir ni saber que diablo es. Pero la sesión de espiritismo es casi el ancestro del Internet, pues en lugar que nuestra computadora se conecte con otra y así sucesivamente hasta lograr encontrar lo que buscamos, esto se hace vía los espíritus que no son otra cosa que las almas de los muertos.

Se prenden las candelas, se rezan algunas oraciones a los santos y algún Padre Nuestro, señal que estamos en un “centro” blanco. Se toman de la mano todos alrededor de la mesa y encerrados en una pieza de la casa que con el montón de gente parece ya un baño sauna. La hermana se concentra, cierra los ojos, y sus manos comienzan a temblar y comienza a dar señales de convulsión como si estuviese atacada de esa enfermedad del sistema nervioso. De repente sus ojos se abren de manera exagerada y su mirada está perdida en la nada. Nadie dice una sola palabra y todos retienen hasta la respiración, estamos ante el momento crucial que la “hermana” está siendo poseída por el espíritu que aun no sabemos quién diablos es.

Los efectos a lo holliwood varían según la capacidad inventiva de la “hermana o hermana”, generalmente las mesas se ponen a moverse y las cortinas también. El sudor se vuelve frio de la gran pálida que todos sienten allí. Y cuando se escucha la voz que sale de la boca de la “hermana” ya no es su voz conocida. Es una voz diferente, puede ser la de un hombre, la de un infante o de otra mujer. Y así comienza el “jelengue”.

El “espíritu” se identifica como el de fulano de tal. Generalmente nadie conoce a ese espíritu y comienza así la sesión. De esa manera la niña Chon supo que su marido regresaría pronto pues se daría cuenta que la “otra” lo estaba estafando. La niña Pelanchis supo que alguien le había mandado a poner un sapo y que por eso su abdomen había crecido de manera espectacular. No era nada las platadas de sopa de pata que a diario se tragaba en el mercado, hoy estaba segura que era un sapo que tenia. Lo importante era que el espíritu le dijo que procederían a una operación espiritual, algo así como una liposucción nocturna que no deja señas evidentes. Y que pronto recibiría la fecha de la operación pero antes tenía que preparase y seguir los consejos que recibiría. La noche que sería operada seria avisada y no se daría cuenta de nada.

Con la famosa “hermana” de Ciudad Delgado me recuerdo haber visto que le hacía también a la telepatía, o sea que hablaba con los demás de espíritu a espíritu. Pero será que como me estaba “muriendo de risa” la condenada no quiso hacerle a eso y se puso hablar conmigo. Y así me mando a que un día viernes fuera a la bermeja y que buscara un palo de aguacate y que 7 metros de allí escarbara en una tumba que allí encontraría un muñeco. Bueno hay va el “juan véndemelas” a buscar el famoso palo de aguacate sin poder encontrarlo. Tenía que estar a las 12 del mediodía y me dieron las 2 de la tarde y nunca di con el famoso palo. Buena jodida que me lleve ese día.

Pero también quieren saber sobre los lugares famosos en donde podíamos encontrar esos centros, los había por todos lados: Izalco muy famoso pero tampoco se quedaba atrás Panchimalco. Pero desde muy cipote escuche hablar del famoso brujo de Potrero grande, el famoso Don Chema. Según escuchaba había logrado burlar hasta el diablo y es por eso que la muerte se lo llevo con todo y ropa. Ahora en Potrero grande quedo Chemita el hijo del gran brujo pero dicen que ya no es tan bueno como el padre.

Escuche más de alguna vez hablar del brujo de Quelepa allá en San Miguel. Y el hermano Tomas de la playa Los Blancos. Más de alguna vez pase por allí cuando íbamos en los buses alegres a la Costa del Sol.

Pero quien no se acordara aquel famoso duelo internacional de brujería que sucedió allá por 1969 cuando la Selección salvadoreña se enfrento con la de Haití. Este último país tenía la costumbre de llevar un sacerdote del vudú que degollaba una gallina antes de cada partido, pues el salvadoreño no se queda atrás y aquel estadio Flor Blanca se dio el duelo entre lo mejor de lo mejor de la brujería salvadoreña y los haitianos. Quedo claro que nuestros brujos de Izalco son los mejores pues eliminamos Haití esa tarde.

En fin habían los “centros negros” esos eran los más poderosos y los más buscados pues allí se hacían trabajitos buenísimos. Allí no habían cruces ni santos y fácilmente se distinguían los olores a puros pues era normal que allí se daban cita las señoras con problemas maritales. Se hacían muñecos con fotos de los maridos que ignoraban todo y que según el brujo llegaría de regreso al cabo de dos días pidiendo perdón.

Dicen las malas lenguas que en uno de esos lugares fue que a la Niña Pelanchis le pusieron un sapo. Todavía me pregunto como el batracio puede sobrevivir dentro de una persona y como puede llegar a la panza de uno. Otros dicen que el “mal” que le hicieron don Lencho hizo que este agarrara zumba y que muriera en la calle, nada que era alcohólico el pobre señor. También cuentan que en un “centro” negro le hicieron mal al prestamista aquel que vivía cerca del Parque Centenario y que acabo pidiendo en las calles después de ser el maishtro más pistudo de la zona. Me cuentan que la hija de la niña Tencha, la Juanita, un su novio que ello lo dejo le hizo mal y hay esta la pobre hoy trabajando en la avenida con las enrejadas.

Y así son numerosas las historias que escuchamos sobre los brujos, los “centros” y los curanderos en nuestro país.

 

About these ads

abril 23, 2008 - Publicado por | Mis recuerdos

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: